Baselword - Relojes de bolsillo

Baselword - Relojes de bolsillo-4482

El nacimiento de Tissot, en 1853, año en que Charles-Félicien Tissot aunó fuerzas con su hijo, Charles-Émile, marcó el inicio de una importante nueva era para la relojería. El taller Charles-Félicien Tissot & Son en Le Locle (Suiza) gozó de un reconocimiento inmediato por sus relojes de calidad, que abarcaban una amplia gama de relojes de bolsillo y colgantes, los cuales siempre han constituido una parte importante de la ilustre historia de Tissot. Su fiabilidad, precisión y estética elegante, todas ellas características notables del primer producto de Tissot, le valieron numerosos premios, y distinguidas personalidades se complacían en llevarlos, en particular, el presidente suizo Numa Droz, que tuvo el honor de recibir un reloj de bolsillo con repetidor de minutos de oro de 18 quilates en 1887. Hasta la corte del zar llevó los relojes de bolsillo de Tissot, que se exportaron y vendieron principalmente en Estados Unidos a partir de 1853 y en el Imperio Ruso desde 1858. Desde entonces, su popularidad no dejó de crecer, en consonancia con el desarrollo de las colecciones de relojes de bolsillo, y, en la actualidad, la nueva colección Tissot Lepine rinde tributo a esta notable historia sin sacrificar un carácter decididamente visionario. La moderna tecnología puntera que late en el corazón del reloj complementa los toques de diseño vintage y la forma redondeada clásica del reloj de bolsillo, a la que debe su éxito la colección. Con una precisión infalible, los relojes de bolsillo de hoy en día son un guiño a la vasta experiencia de Tissot y constituyen toda una declaración de estilo.