Baselworld - Tissot Táctil

Baselworld - Tissot Táctil-4554

Tissot se ha granjeado numerosos éxitos en el mundo de la tecnología táctil, un campo que la firma lidera desde la presentación en 1999 del Tissot T-Touch, el primer reloj táctil del mundo. Supuso un paso enorme para la relojería ya que ofrecía a los clientes funciones intuitivas y muy fáciles de activar. Su secreto residía en un panel táctil capacitivo, revestido con un material que almacena las cargas eléctricas. Al tocar el panel, este atraía una pequeña cantidad de carga que se después se medía y procesaba. El reloj tenía el mismo aspecto que uno tradicional, con tres agujas y tres pulsadores al estilo de un cronógrafo, pero incorporaba un práctico panel con funciones como predicción meteorológica, altímetro, cronógrafo, termómetro y brújula, todo ello envuelto en un diseño deportivo. Este hito tecnológico sedujo tanto a los urbanitas más modernos como a los entusiastas de las actividades al aire libre, que se enamoraron de su diseño futurista y su funcionalidad. Los avances continuaron y en 2004 llegó el Tissot High-T, el primer reloj smart® conectado. Este avanzadísimo modelo causó sensación entre los consumidores con su pantalla táctil y su oferta de contenido divertido y personalizado. Los relojes táctiles actuales siguen a la vanguardia de la innovación y van sumando características tan útiles como la medición de tiempos para actividades deportivas o la grabación de resultados previos en el logbook, novedades que los hacen más deseables que nunca.