Tissot y los deportes

Lleva siendo nuestra pasión desde nuestros inicios. Sin embargo, hemos aspirado a ser más que un simple patrocinador; Tissot quería formar parte del juego dedicándose a lo que mejor sabe hacer: medir el tiempo. Además de ser un vector natural de la comunicación, que llega a un gran número de personas a través de un medio fascinante y emocionante, el cronometraje es también una forma de mantenerse a la vanguardia de la tecnología. El deporte nunca cesa de evolucionar, al igual que nosotros. Tissot se esfuerza día a día por mejorar su rendimiento y busca sin descanso nuevas tecnologías para aportar resultados cada vez más precisos a la escena deportiva. Gracias a esta dedicación, Tissot se ha convertido en el cronometrador y socio oficial de confianza de muchas de las disciplinas y eventos deportivos más importantes del mundo.

Las emociones y el espíritu que envuelven el deporte se trasladarán a partir de ahora a nuestros productos

Official Timekeeper

Tissot se introdujo en el mundo del cronometraje deportivo en 1938, para convertirse en protagonista clave en los campeonatos. 

Actualmente su calendario deportivo reúne competiciones de alto nivel y una amplia gama de disciplinas. Además de sus asociaciones como cronometrador oficial con MotoGPTM, FIM Superbike, FIBA, AFL y Rugby 6 Naciones RBS, los Campeonatos del Mundo de ciclismo, esgrima y hockey sobre hielo también confían su cronometraje y gestión de datos a la marca suiza. 

Tissot ha prestado además servicios de cronometraje en algunos de los eventos deportivos multidisciplinares más importantes del mundo. Entre ellos se encuentran las Universiadas de Verano e Invierno de 2013, el mayor evento polideportivo internacional para atletas estudiantiles, los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro en 2007 y los Juegos Asiáticos en 1998, 2002 y 2006, y ahora aquí, en Incheon. 

A pesar de la creciente complejidad del cronometraje y de la entrega de resultados de competición, Tissot ha logrado mantenerse a la cabeza del juego y proporcionar una precisión de incalculable valor en todo momento.