T-TOUCH

En 1999, la industria relojera fue testigo de un sorprendente avance tecnológico con la creación de su reloj táctil por parte de Tissot. Los relojes dinámicos integran un cristal de pantalla táctil, que es la "cabina" interactiva de los relojes.